Jornaleros Indígenas Migrantes

Además de la migración internacional, las y los chiapanecos acumulan más tres décadas y media de migración intensa al interior del país. Se calcula que de los aproximadamente dos millones de jornaleros agrícolas en México, un 15 por cientoson originarios de Chiapas. Ellas y ellospertenecen mayoritariamente a comunidades de pueblos originarios (tsotsil, tseltal, tojolabal, chol y zoque), que se trasladan cada año a campos agrícolas de las regiones centro, occidente y noroeste de México. Un grupo importante se dirige a las ciudades del centro del país y a los centros turísticos de la Península de Yucatán y la Riviera Nayarita como trabajadores de la construcción y empleados en el sector de servicios. Muchos de los jornaleros chiapanecos viven situaciones de discriminación y abuso durante el tránsito a sus múltiples destinos laborales, por parte de agentes del Instituto Nacional de Migración y de seguridad pública local. En los lugares de trabajo enfrentan condiciones inhumanas de explotación laboral, aislamiento y exclusión social.

 

Los principales estados de destino de la migración chiapaneca para trabajo agrícola son Baja California, Nuevo León, Sinaloa, Sonora y Tamaulipas. La población jornalera indígena migrante (JIM) sufre múltiples violaciones a sus derechos humanos en los campos agrícolas donde laboran: abusos, explotación, salarios injustos, inacceso a la seguridad social, hacinamiento, mala alimentación y falta de servicios de salud, entre otros. La mayoría no cuenta con contratos y son "enganchados" desde sus comunidades de origen mediante engaños y falsas promesas, y luego trasladados a lugares que generalmente se encuentran muy distantes de centros urbanos. El aislamiento social y geográfico en los campos favorece la comisión de violaciones a sus derechos por parte de las empresas, y de delitos graves como el reclutamiento forzoso y trabajo esclavo por parte de bandas del crimen organizado. A lo anterior se agrega la inefectividad de mecanismos jurídicos e institucionales existentes para la vigilancia y defensa de sus derechos sociales y laborales.

 

En Voces Mesoamericanas realizamos acciones estratégicas para contribuir a la visibilización de la situación de las y los JIM en el noroeste del país, y sobre todo, a la generación de redes sociales para la promoción y defensa de sus derechos. Ejemplo de estas acciones son:

 

  • Diagnóstico sobre la situación de las y los JIM en comunidades de Los Altos y en Sonora.
  • Conformación de Comités Comunitarios de Jornaleros-as Migrantes que difunden información sobre sus derechos, programas sociales de apoyo e instituciones a las que pueden recurrir en caso de ocurrir violaciones a sus derechos y otros delitos.
  • Campañas informativasgráficas y radiales para la sensibilización y concientización de población rural y urbana, en las regiones de origen y destino.
  • Talleres de sensibilización con personal que trabaja en los campos agrícolas y funcionarios públicos en Sonora.
  • Talleres sobre derechos sociales y laborales con población JIM en campos agrícolas de Sonora.

 

También hemos desarrollado acciones estratégicas conjuntas en el marco de la Iniciativa Regional sobre Movilidad Laboral (INILAB), esfuerzo de 12 organizaciones que propone alternativas de trabajo desde la sociedad civil, en diálogo y colaboración con dependencias públicas, iniciativa privada y sindicatos. Su propósito es impulsar acciones en favor de los derechos humanos y laborales de las personas trabajadoras migrantes temporales que buscan oportunidades de trabajo en otros países, a través de los programas de Movilidad Transnacional Regulada de la región Canadá-Estados Unidos-México-Centroamérica. Desde Voces aportamos con el diseño y producción de cápsulas radiales sobre la migración interna de jornaleras y jornaleras agrícolas, compartiendo medidas para protegerse de posibles engaños y abusos laborales.

En colaboración con Justice in Motion (antes Global Workers) y como parte del Red de Defensores de Trabajadores Globales, realizamos acciones de prevención de Trata de personas con fines de explotación laboral; también damos seguimiento jurídico a casos de violaciones a derechos laborales de jornaleros. Se facilitan cursos-talleres con miembros de organizaciones sociales, academia e instituciones de gobierno, para dar a conocer mecanismos de prevención, detección y canalización adecuada de casos de posibles víctimas de Trata.

 

Formamos parte de la Red de Jornaleros Agrícolas Internos, espacio de articulación deorganizaciones de base, organizaciones civiles y académicos en lugares de origen y destino. Las organizaciones participantes implementamos acciones de incidencia social y política en Sinaloa, Sonora, Guerrero, Oaxaca, Chiapas, San Luis Potosí, Guanajuato y Ciudad de México. Nuestro objetivo es la defensa de los derechos humanos de la población jornalera agrícola, entendidos éstos en su máxima expresión como el derecho una vida sin violencia, con justicia y dignidad. Los propósitos y acciones de la Red son:

 

  • Buscamos visibilizar una situación negada y relegada históricamente.
  • Construimos redes de acompañamiento legal y psicosocial para las personas que han vivido violación a sus derechos laborales y humanos.
  • Caminamos con las personas jornaleras para que informadas exijan sus derechos y los defiendan.
  • Creamos maneras de incidir social y políticamente en la defensa de los derechos de las personas migrantes internas que trabajan en condiciones injustas en los campos agrícolas de todo el país.
  • Defendemos y valoramos el trabajo digno de todas las personas que cultivan nuestros alimentos.

 

Anexos:

Folleto de Jim

Campaña radiofónica Cultivando la Justicia

Informe Preliminar JIM

Campaña de INILAB

imgres
imgres-1