Ejerciendo derechos para la construcción de la vida digna: Tercera Asamblea de la Coalición Indígena de Migrantes de Chiapas

bankil/ noviembre 27, 2015/ Noticias, Uncategorized/ 0 comments

A LAS MUJERES Y HOMBRES MIGRANTES DE CHIAPAS, MÉXICO Y DEL MUNDO
A LOS PUEBLOS INDÍGENAS Y CAMPESINOS
A LAS ORGANIZACIONES DE LA SOCIEDAD CIVIL
A LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN

Nos hemos reunido este viernes 27 de noviembre de 2015, en San Cristóbal de Las Casas, 250 integrantes de la Coalición Indígena de Migrantes de Chiapas y compañeras y compañeros que nos acompañaron y son parte de la Comunidad de Aprendizaje para Construir Procesos de Vida Digna (Proyecto COA), para realizar nuestra Tercera Asamblea General. Mujeres y hombres, jóvenes y mayores, niñas y niños que somos parte de familias y comunidades migrantes en Los Altos de Chiapas, nos alegramos mucho de estar juntos y sentir que hay otras organizaciones hermanas que nos acompañan y que nos comparten sus experiencias y conocimientos.

En nuestra Asamblea recordamos que nuestro esfuerzo y nuestro trabajo nos han permitido caminar durante tres años. Nos hemos organizado en 24 Comités Comunitarios Transnacionales y hoy tenemos presencia en comunidades de los municipios de Chilón, San Juan Cancuc, San Cristóbal de Las Casas, Chamula, Chenalhó, Tenejapa, Teopisca, y tenemos relaciones con organizaciones civiles y de migrantes de México y otros países.

Nuestra Asamblea es un Encuentro para compartir, para mirarnos todas y todos juntos, para reconocer nuestros trabajos, nuestros avances y nuestros proyectos colectivos de vida. En esta Asamblea nuestro propósito principal fue reconocer y valorar los aportes de las personas migrantes a nuestras familias y comunidades, pero también a nuestro país y a toda la sociedad. No sólo pensamos en quienes regresan de los Estados Unidos, también tenemos presentes a nuestros migrantes que se mueven dentro de México.

En los últimos ocho años, miles de hermanas y hermanos migrantes fueron deportados a nuestro país por el gobierno de Estados Unidos y sus políticas contra migrantes. Muchas persona también regresaron por su voluntad, porque lograron sus metas de mejorar un poco su vida o porque quisieron estar nuevamente con sus familias.

En nuestra Asamblea reflexionamos y discutimos sobre lo que pasa con las personas migrantes que están regresando a sus comunidades de forma forzada o voluntaria, pensamos en sus aportaciones para lograr el Buen Vivir en nuestro estado de Chiapas, y cómo pueden trabajar en sus pueblos para ser escuchados y valorados.

Nuestro Encuentro nos permitió reconocer que las personas migrantes que regresamos a nuestras comunidades tenemos mucho que aportar. Que no sólo aportamos dinero que es muy últil y necesario para resolver tantas carencias y necesidades en nuestras familias. Pero también queremos que se reconozcan y valoren otras aportaciones que hacemos.

Hacemos aportes sociales como son las relaciones y contactos con personas y organizaciones de otros lugares y países, que pueden ser de mucha ayuda para enfrentar problemas y lograr mejoras en la comunidad. También traemos informaciones sobre los riesgos y peligros de transitar el país, de cruzar la frontera y llegar a nuevos lugares de trabajo donde se vive la explotación y la discriminación, pero donde también aprendemos a convivir con personas de otros lugares y otras culturas, esas personas también están luchando por su vida y sus familias.

Aprendemos a organizarnos para buscar trabajo, para apoyarnos y cuando es necesario, para defendernos de abusos y maltratos. Aprendemos a defender nuestros derechos. Por eso creemos que las personas migrantes podemos dar ideas de cómo convivir en la comunidad cuando hay tanta violencia por no entender nuestras diferencias de ideas políticas y religiosas. Podemos también compartir nuestras experiencias de organización para apoyarnos y defendernos. Las comunidades necesitan fortalecer su organización para defender la vida, la tierra y el territorio, su Derecho a No Migrar.

También aportamos conocimientos prácticos y experiencias que aprendemos en el campo y en la ciudad. Muchas técnicas y modos de producción y construcción pueden ser útiles para logar una vivienda adecuada, para hacer trabajos colectivos en la producción y la comercialización, para producir alimentos, generar autoempleo y obtener recursos económicos que mejoran nuestra situación.

Hay aportes que son más difíciles de ver y valorar como son las buenas costumbres, valores y formas de convivencia que aprendemos en otros lugares. Conocemos otras formas de vestir, otras comidas, otras músicas y formas de expresión que pueden enriquecer a nuestras comunidades. Aprendemos a hablar mejor el español y algunos aprenden el inglés. Estos idiomas nos pueden ayudar a comunicarnos con otras personas y otras organizaciones para hermanar luchas en todo el mundo.

Queremos decir también que los aportes de nosotras las mujeres en las migraciones son los menos reconocidos, cuando volvemos nos discriminan, nos critican, nos hacen sentir mal. Por eso nosotras las mujeres migrantes retornadas y sus familias exigimos se valoren nuestros aportes a la vida comunitaria, familiar y social de nuestras comunidades y del país.

Las personas migrantes regresamos a las tierras donde nacimos, traemos dolores, tristezas, pero también alegría por estar con las familias, y además traemos esperanza para estar aquí y construir nuestro Buen Vivir.

Para que nuestras aportaciones sean reconocidos necesitamos trabajar con nuestras comunidades, hacer reuniones coordinadas con otras personas, dialogar con nuestras autoridades, trabajar con lo que están sintiendo nuestras niñas y niños y reflexionar sobre lo que están viviendo nuestras compañeras mujeres.

Estos aportes son parte de la fuerza de la organización migrante para construir el Buen Vivir comunitario. Pero nuestro aporte no puede quedar solo. La Coalición Indígena de Migrantes de Chiapas caminará con otras organizaciones y movimientos sociales, con maestras y maestros, estudiantes, campesinos e indígenas, mujeres y hombres que defienden derechos y a nuestra Madre Tierra.

Nuestra Asamblea tuvo un pensamiento y un objetivo: tomar nuevas ideas para ser una organización sólida y con fuerza social para construir el camino del Buen Vivir en Chiapas. Nuestro corazón, nuestros pensamientos y todas nuestras fuerzas nos harán caminar a una sociedad de justicias, igualdad y hermandad.

¡Viva la Coalición Indígena de Migrantes de Chiapas!
¡Vivan los pueblos indígenas y migrantes!
¡Vivan las mujeres y hombres conscientes y organizados!
¡Viva la niñez y la juventud indígenas!

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>